Incoherencia de ministros de Bolivia con respecto a la política de software libre

Tuit de Héctor Arce emitido desde un iPhone. Crédito: Twitter

 
El Artículo 77 de la Ley de Telecomunicaciones y Tecnologías de Información y Comunicación traza el horizonte boliviano sobre el uso del software libre como política de Estado, y aunque desde otros flancos institucionales se están dando pasos, parece que algunos ministros no lo están comprendiendo.

Ese es el caso del ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary; el ministro de Obras Públicas Servicios y Vivienda, Milton Claros; la ministra de Comunicación, Gisela López; y el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, quienes acostumbran tuitear desde sus iPhones, en el caso de Arce también desde un iPad.

Tanto el iPhone como el iPad son dispositivos móviles que funcionan con el sistema operativo iOS, de la multinacional Apple Inc. Cómo indica el numeral 1. general de su Contrato de licencia de software iOS: 

«Apple y sus licenciantes conservan la propiedad del Software iOS y se reservan todos los derechos no concedidos a ti de forma expresa».

Esto significa que si bien podemos disfrutar del uso del sistema operativo (interfaz de usuario, aplicaciones, funcionalidades, etc,), no podemos acceder a su código fuente (es decir ver la manera en que se construyó). En otras palabras, estamos en presencia de un sistema privativo que contradice las libertades del software libre, el Artículo 77 de la Ley de Telecomunicaciones y el Decreto Supremo 1793, que reglamenta el uso, acceso y desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación en Bolivia.

El canciller Diego Pary acostumbra tuitear desde un iPhone. Crédito: Twitter.
Como es sabido, una alternativa de código abierto al sistema operativo iOS es Android, este se desarrolla de forma abierta y otorga la posibilidad no sólo de uso del software sino de acceso al código fuente y la lista de incidencias
Como dato, el acceso al código fuente está refrendado por el Artículo 3 del Decreto Supremo 1793; asimismo, el sistema operativo Android forma parte de la lista blanca de Alternativas para la selección de software libre publicada por la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información de Bolivia.
Y aunque la mayoría de los ministros utilizan smartphones de base Android, ¿cuál es la explicación para que los ministros nombrados en este artículo utilicen sistemas privativos?
  

La cuenta en Twitter de Evo Morales también usa software privativo

Tuis de Evo Morales emitido desde un iPhone. Crédito: Twitter.

Un caso similar es el del primer mandatario de Estado, Evo Morales, que si bien tuitea con celulares de base Android, también lo hace desde un iPhone. Sin ir lejos, revisando sus tuits de diciembre de 2018, encontramos que varios mensajes fueron emitidos con ese dispositivo. 

Desde la aprobación de la Ley de Telecomunicaciones, algunas instituciones han hecho esfuerzos para utilizar software libre. En este marco, el Plan de Implementación de Gobierno Electrónico y el Plan de Implementación de Software Libre y Estándares Abiertos, vigentes desde 2017, son instrumentos que coadyuvan a esta política e incluso fijan cronogramas para lograr la migración de los organismos del sector público al software libre en el mediano plazo (7 años).

Tuit de la ministra Gisela López, emitido desde un iPhone. Crédito: Twitter.

Desde el Gobierno central, también se sostiene un discurso de soberanía tecnológica basada en el uso del software libre. Y es que tener la posibilidad de utilizar una tecnología, acceder a su fórmula, crear y co-crear sobre ella genera un potencial de valor colaborativo que abre oportunidades para el desarrollo tecnológico, capital humano y la innovación, además de que ahorra enormes cantidades de dinero al permitir licencias libres.

Pero estos esfuerzos y este discurso se caen cuando los principales hombres y mujeres de Estado, en la práctica, utilizan sistemas privativos y no acompañan las normas y los esfuerzos que se vienen realizando desde los otros niveles. En este marco, es necesario preguntarnos: ¿cómo acompañan estos ministros la política de software libre de Bolivia?, ¿por qué optaron por usar celulares con sistemas privativos como iOS?, ¿no es mejor predicar con el ejemplo?, así como el Estado: ¿migrarán en algún momento a celulares de base Android?   

El ministro Milton Claros tuitea desde un iPhone. Crédito: Twitter.

Notas:

Las capturas de pantalla fueron extraídas de Twitter, a través del cliente Hootsuite, durante el mes de diciembre de 2018.

Sacha Llorenti, representante permanente de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, también utiliza un iPhone.

Deja un comentario